Te juro que lo intenté.

Me prometí no volver a hablarte.

Me prometí no volver a mirarte.

Me prometí no volver a besarte.

Me prometí no volver a verte.

Me prometí no volver a pensarte.

Te juro que lo intenté, pero allí me encuentro cada noche hablándote, mirándote, besándote, viéndote y pensándote. Por más que me prometa, por más que quiera yo no mando en mis sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s