Deseo cumplido

Llegaste a mi vida de casualidad.

El sonido de tu risa fue la que reconstruyó cada una de las ruinas que llevaba por dentro.

Fuiste luz entrando por cada una de mis grietas.

Juro que nadie me había mirado con tanto deseo como tú lo hacías y lo haces.

Porque lo sigues haciendo.

Tú no eres de esas personas que te llenan la cabeza de cuentos, tú eres de hacerme vivir una historia real.

Eres ese beso del que no quieres despertar, para que nunca se acabe.

Ese lobo que protege.

Ese viento fuerte que rompe mis cimientos.

A las doce siempre estas entre mis brazos y nunca desapareces.

Has sacado a bailar a todos mis demonios y hasta ellos se han enamorado de tu manera de reír.

He visto mi futuro en tus ojos y he de decir que tienes acojonados a todos mis miedos.

Te acuerdas las estrellas fugaces que vimos el día de mi cumpleaños?

Han cumplido mi deseo.

Sigues aquí.

Pd: Gracias por existir.

Anuncios

Me encuentro cuando más me pierdo.

Me encuentro cuando más me pierdo.

Me miran, yo aparto la mirada me pierdo en oscuros callejones sin salida donde solo hay letras y de pronto me encuentra tu mirada.

Me toco el pecho lo que ayer parecía muerto hoy lo siento vivo, lo que ayer parecía vacío hoy lo siento lleno.

Eres el error más acertado del que no dejaría nunca de aprender.

Ven que quiero cometerte y comerte todo el tiempo.

Quiero llenarme de ti con banquetes llenos de caricias, quiero acabar ciega de ti con copas llenas de besos, besos que derritan todo este hielo que nos impida sentir y dejar de mostrar cada uno de nuestros sentimientos.

Instagram: @jessvalpe

Corazón roto

Me alimentaste con cada beso y ahora me dejas como un perro en la calle pasando hambre.

Siempre dije que las personas que abandonan a alguno de ellos no tienen corazón, tú tuviste el mío, me lo destrozaste dejando por el suelo los restos de un amor en el que maquillaste con medias verdades, en el que hoy me encuentro escribiendo con la tinta de mi sangre.

@jessvalpe

Ahí estás.

Ahí estás con esa sonrisa de siempre dibujada, enseñándome cada una de tus letras, con la misma ilusión que tiene un niño cuando ha aprendido algo nuevo y quiere enseñárselo a sus padres.

Ahí estás dándome la mano en cada paso, chutando cada una de las piedras que aparecen en mi camino para evitar cada uno de mis tropiezos.

Ahí estás haciéndome cosquillas, mientras, yo, en el suelo partiéndome de la risa.

Ahí estás mi gran super héroe, protegiéndome de todo lo malo y celebrando conmigo todo lo bueno.

Ahí estás siendo refugio para que no se me echen encima todos y cada uno de los pedazos en los que me han hecho ruinas.

Ahí estás siendo hogar con chimenea encendida cuando me atrapa el invierno.

Ahí estás siendo paraguas en mis noches de tormenta.

Ahí estás curando mis heridas con tu kit de salvaciones.

Ahí estás aguantando cada una de mis manías, aunque algunas sean inaguantables.

Ahí estás dándole la vuelta al mundo cuando me da por verlo del revés.

Ahí estás deshaciendo los nudos de mi garganta cuando me dejan a media voz.

Ahí estás tumbado conmigo en el suelo detrás de cada caída diciéndome que todo saldrá bien.

 

Ahí estabas, hasta que decidieron arrancarme la vida sin permiso alguno, dejando un vacío interno de esos que no puedes volver a llenar nunca.

Ahí estabas mi otra mitad, la parte que me complementaba y que ahora me deja con media respiración.

Ahí estabas mi hermano mayor, mi gran salvavidas.

No se como voy a sobre(vivir) , después de tu huida.

Adelante.

Adelante,
Puedes desaparecer como por arte de magia aunque ya me se el truco.

Puedes coger el tren en la misma estación donde me diste el primer beso.

Puedes irte por la puerta grande, esa que derrumbaste para entrar y te hiciste un hueco.

Puedes huir a otra ciudad, a la otra punta del puto mundo.
Yo seguiré viéndote en mis sueños donde parece que no vas a irte nunca.

No olvidéis seguirme en Twitter y instagram: @jessvalpe